el sitio del idioma español

inicio

literatura

música

gramática

traducciones

noticias

el idioma español

correo

mercosur 

En un día como hoy:

LITERATURA BOLIVIANA

 

RESUMEN

Autores: 1810-1899

Autores 1900-1925

Autores 1926-1970

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LITERATURA BOLIVIANA

RESUMEN

Épocas de la Literatura Boliviana
La Literatura boliviana puede dividirse en 3 grandes épocas: Época Precolonial, que se ocupa de la literatura incásica; Época Colonial, que comienza en 1492 y termina en 1825, que se subdivide en Literatura durante la Colonia y Literatura de la guerra de la independencia y de principios de la República; y Época Republicana, desde la independencia de 1825 hasta nuestros días.

Literatura Quechua
De la literatura aymara solo existen hermosas canciones y milenarias leyendas orales. La literatura quechua es más conocida, teniendo entre sus modalidades poesías, himnos religiosos y relatos heroicos. La Poesía Lírica de los Quechuas iba acompañada de música, lo que equivale a decir que era cantada.

El pueblo quechua fue muy religioso, el Jailli fue su himno sagrado, una principal preocupación de sus sacerdotes y de sus poetas iba encaminada a rendir homenaje a los dioses, los "Jaillis al Sol" eran los más numerosos, se le cantaba en las siembras, en la paz y en la guerra, en la sequía y en la fiesta anual; le cantaban pidiéndole salud y felicidad para el Inca y prosperidad para el Tahuantinsuyo.

El arawi era la forma poética más apreciada y difundida Incario, creativo y estéticamente puro, arranca sus temas del sentimiento más íntimo del poeta indígena, a quien también se le llamaba "arawiku". Era una manera peculiar de la poesía amorosa, que también podía ser de naturaleza triste, y tomaba distintas posiciones y denominaciones de acuerdo con el tema: Juray-arawi era la canción del rencor doliente; Sauhay-arawi era la de expiación; el Suma-arawi era de la belleza.

El wawaqui era un poema de sabor peculiar que se cantaba en forma dialogada, donde el hombre se expresaba de esta forma, y la mujer adoptaba una aparente posición defensiva.

El taki es un verso cantado y era el que de mayor amplitud gozaba, viene del verbo "takiy" que quiere decir cantar, expresaba cualquier actitud del espíritu.

El wayñu era la expresión lírica más completa del quechua, ya que se expresaba en las tres formas artísticas: Música, poesía y danza; hombre y mujer siempre unidos por las manos se entrelazaban al son de la música mientras el dolor y el amor era la parte central de sus letras.

El Drama Incásico
Algunos eruditos en folklore señalan que durante el incario, las interpretaciones teatrales se efectuaban al aire libre, buscando para ello los atrios de los templos y las plazas publicas. Entre las numerosas piezas dramáticas conocidas en ese tiempo, se destacan: "Ollantay", la muerte de Atahuallpa y el Uscapaucas.

Época Colonial
Los temas que primaban eran: La preocupación religiosa, la especulación jurídica, y el legendario Potosí. Estas fueron las fuentes de la escasa producción literaria durante el periodo colonial, sin excluir algunas crónicas o relaciones históricas.

Nicolás Organz Sánchez Vela fue autor de la "Historia de la Villa Imperial de Potosí" y, su hijo Bartolomé Martínez y Vela fue autor de "Los Anales de Potosí". Los "Los Anales de Potosí" fueron publicados por primera vez en París por el biógrafo boliviano Vicente Ballivian y Rojas. Estas obras son la biografía social, política, económica y romántica de Potosí, habiendo sido utilizado el método de la cronología y teniendo por única fuente la realidad.

La tradición a base de anécdotas fecunda en la obra de los Vela está salpicada de humorismo, gracia e ironía, llamando la atención y obteniendo un lugar prominente dentro de las letras bolivianas.

También se destacaron el Arzobispo Gaspar Villarroel quien escribió "Gobierno Eclesiástico y Pontificio" y "La unión de los cuchillos". Carlos Inca, quien nació en el Cuzco, y cuyo verdadero nombre era Calixto Carlos Bustamante, desarrolló el género humorístico y satírico, su obra más destacada es: "Lazarillo", que trata de ciegos caminantes.

El Inca Garcilazo de la Vega escribió la obra: "Los Comentarios Reales”, donde evoca a la raza indígena dominada por el conquistador y destaca el amor y el orgullo como señas vitales de este pueblo. Aparece la primera parte de esta notable obra en 1609, y la segunda, en 1616.

Independencia y Principios de la República
La Universidad de San Francisco Javier fue el crisol de las ideas libertarias, los doctores y estudiantes de la universidad discutían los principios revolucionarios, y a pesar de las prohibiciones se formaron Clubes literarios e ideas políticas sustentadas en los fundamentos de la Revolución Francesa.
Juan Wallparrimachi: guerrillero y poeta quechua, nació en Potosí en 1793 y murió a la edad de 20 años, en una de las batallas de la Independencia en 1814, a las órdenes de su protectora y jefa Doña Juana Azurduy de Padilla. La obra dedicada a este tema es "12 Poemas de Wallparimachi", en la "Poesía Quechua" de Jesús Lara (1974).

 

Literatura Boliviana desde 1900

La Historia y la Crítica
Es el género literario que floreció más sobre otros géneros. Se destaca la obra de José Manuel Cortés, quien publicó "Ensayo sobre la Historia de Bolivia". Pero es Gabriel René Moreno el representante de estos géneros, por la vocación de su vida y la importancia de su obra.

La novela es el género de más tardía aparición en el escenario literario boliviano.
Los tres grandes poetas modernistas son: Ricardo Jaimes Freyre, Reynolds y Franz Tamayo, pero es la segunda Gesta Bárbara la que concentra estas manifestaciones: La "Explosión de imágenes", la poesía social de tendencia minera o campesina, obrera y de clase media.

Cronológicamente, la primera novela producida en Bolivia no la escribió un boliviano, sino un argentino: Bartolomé Mitre; se trata de una novela breve y desmañada, más parecida a un cuento largo, se titula:"Soledad".
En 1861 se escribió la primera novela, escrita por un boliviano: "Los Misterios de Sucre", su autor fue Sebastián Dalence.
Las principales obras que se ocupan de su desarrollo son: "Historia de la Novela Boliviana" por Augusto Guzmán, "Historia de la Literatura Boliviana" por Enrique Finot y "Literatura Boliviana" por Fernando Diez de Medina.
Es preciso señalar dos aspectos de la historia de la novela, de entonces, en Bolivia: la desigualdad de la obra de los autores y un repetido afán de tratar temas ajenos al país.

En 1885 aparece la primera novela boliviana inspirada en la guerra de la independencia del Alto Perú. Se trata de "Juan de la Rosa" , de Nataniel Aguirre, que según Marcelino Menéndez y Pelayo: "Es la mejor novela histórica hispano americana".
Alcides Arguedas, que es considerado como el verdadero creador de la novela boliviana, publico "Pisagua" (1903), "Wata Wara" (1904) y "Vida Criolla" (1905). En 1919 apareció "Raza de Bronce", recia novela indigenista, de la que Hugo Barbagelata dijo que es la base inicial del género indigenista que tantos cultores iba a tener en América.

Luego, Alcides Arguedas escribió "Pueblo Enfermo", libro que recibió muchas diferentes criticas.
Chirveches publicó seis novelas, de las que se destacan: "La Candidatura de Rojas" y "La Casa Solariega".

El tema de las minas bolivianas y la situación de los trabajadores del subsuelo es el argumento central de la novela "En las Tierras del Potosí" de Jaime Mendoza , quien junto a Arguedas y Chirveches es uno de los principales representantes de la novela realista boliviana.
Después de esta novela aparecieron otras: "Aguas Estancadas" de Demetrio Canelas; "Intimas" de Adela Zamudio; "Ante la Corte de Yawar Huacac" y "California la Bella" de Abel Alarcón; "Cielo y Tierra" de José Revueltas, "Wall Street y Hambre" de Triscan Marof; "Renovarse o Morir" de Walter Carvajal; "El Cholo Portales" de Enrique Finot y "El Pillo Oliver" de Ramírez Velarde.

La Guerra del Chaco (1932 - 1935) tuvo profunda repercusión en la conciencia boliviana, tanto más que la que tuvieron las guerras del Pacífico (1879) y del Acre (1900).

Las novelas cortas publicadas por Augusto Céspedes en su obra "Sangre de Mestizos" reflejan de forma cabal el impacto de la guerra del Chaco; en este libro se destaca la concisión de su estilo y la habilidad de la construcción literaria,"es una creación de excepción".

"Prisionero de Guerra" de Augusto Guzmán es un buen libro donde se acentúa los datos autobiográficos; "Aluvión de Fuego" de Oscar Cerruto es de esta época quizás la novela mejor equilibrada y escrita. "Chaco" de Luis Toro Ramallo es excelente en su forma y en el fondo fusiona la realidad con la fantasía.
A partir de ahí se acentúa la tendencia nacionalista en la novela boliviana, ejemplos de ello son:
"Surumi", "Yanacuna" y "Yahuarwinchij" de Jesús Lara.

"La Chaskañawi" (Ojos de Lucero) de Carlos Medinaceli es, sin duda una de las mejores novelas costumbristas de Bolivia; la obra es un testimonio de la vida provinciana del sur de Bolivia; su contenido es amargo y contiene tintes autobiográficos y retazos de ironía, que a veces, desciende al sarcasmo.

La novela histórica tiene un acertado cultivador en Abel Alarcón, autor de "Era una vez...", "Historia Novelada de Potosí", "El Precursor", novela de la vida del caudillo vicuña José Alonso de Ibáñez. Se destaca también José Enrique Viaña, autor de la historia novelada de la Villa Imperial de Potosí, titulada "Cuando Vibraba la Campana de Plata", los dos autores emplean en sus libros un castellano arcaizante para dar sabor colonial a sus trabajos.

Respecto a Raúl Botello, sus obras: "Borrachera Verde", "Coca", "Altiplano", "Vale un Potosí", "El Tata Limachi" y "Tierra Cuchara" son de tendencia social, su tema es el pueblo y los paisajes de Bolivia.

fuente: http://www.libreriaboliviana.com/summary1.html